Coruña, crónica de un viajero

La Federación de Peñas Sevillistas “San Fernando” quiere dar esta temporada un impulso a los desplazamientos para que las peñas puedan animar al Sevilla FC en los partidos fuera del Sánchez Pizjuán. Con tal motivo organizó un viaje a La Coruña el pasado fin de semana por sólo 70 euros, alojamiento incluido, que contó con una amplia representación de peñas como NerviOnLine, Escandinavia, SevillaGrande, Tito-Poulsen, Javier Labandón “El Arrebato”, Isla Mayor, Triana SFC Fans, Guardianas del Sánchez Pizjuán, Santiponce, Vengo a Verte, Ubrique, Contigo Siempre, Sevillistas del Salteras, y Bellavista, en total 14 peñas.

El autobús, completamente lleno con 55 peñistas, partió a las 10 de la noche del viernes desde el gol sur del estadio Ramón Sánchez Pizjuán con la idea de llegar tranquilamente por la mañana a La Coruña. Dentro, en el autobús, mucha ilusión y muchas ganas de llegar a un lugar donde hay garantías de que el sevillismo es siempre bien recibido por una enorme afición y por una preciosa ciudad que merece la pena ser visitada una y otra vez.

Serían las 10 de la mañana cuando la expedición llegó al Hotel Riazor, situado en la misma playa de la que recibe el nombre y muy cerca del estadio donde, a las 13h, el Sevilla iba a disputar su partido de liga contra el Deportivo.

La Federación de peñas que estuvo representada en el viaje por los directivos Manuel Suárez, Anabel Arias, y Manuel Gutiérrez, nada nada más llegar al estadio se dirigió a las carpas que se habían instalado para participar en la recogida de alimentos organizada por la Federación de Peñas del Deportivo de la Coruña. Allí fueron recibidos por la presidenta Tania Gomez. Muchas peñas Sevillistas aportaron sus bolsas de alimento para colaborar con tan noble propósito.

Llegó la hora del partido y el Sevilla Fútbol club estuvo arropado por unos 600 Sevillistas que no pararon de animar durante todo el encuentro a pesar de comenzar perdiendo debido a un tempranero gol, si bien el Sevilla remontó en los últimos minutos desatando la alegría de todos los Sevillistas desplazados.

Muy buen ambiente en las gradas y dos aficiones que a la finalización del partido terminaron aplaudiéndose, hecho que ha terminado convirtiéndose en bonita costumbre.

Finalizado el partido, llegaba la hora de comer en las carpas situadas junto al estadio Riazor, y que estaban a rebosar de aficionados de ambos equipos. Comida y bebida típica gallega, intercambio de banderas y bufandas, cánticos de los aficionados de ambos equipos y una comunión entre dos aficiones hermanas que hace que merezca la pena volver una y otra vez a disfrutar de la verdadera fiesta del fútbol. Para colofón final, un escenario con música para prolongar la fiesta hasta entrada la noche.

El Domingo llegaba la hora de volver al Sevilla y el autobús de la Federación de Peñas partió rumbo a Sevilla sobre las 10:30 de la mañana, comida durante el camino y buen ambiente con cánticos dentro del autobús a pesar de una avería que retrasó la hora de llegada. Finalmente llegamos con los 3 puntos en la mochila, y dándole más sentido que nunca a aquel cántico de “RECORREMOS KILÓMETROS Y SUPERAMOS OBSTÁCULOS, SOLO POR TI, SEVILLA FC

Compartir
X